Cerqueira, al asalto de Deauville con Dieulefit y Dream Of Words

Dieulefit ya ganó sobre la fibra, en la Zarzuela, en 2018. Foto: Salva Maroto.

Este domingo, la pista de fibra de Deauville será escenario de la última prueba francesa Black Type de 2019 en la modalidad de liso: el Prix Miss Satamixa (Listed). La cita, reservada a yeguas de tres y más años, contará con la presencia de quince partans, y dos de ellas serán ensilladas por José Carlos Cerqueira, que intentará sorprender a los Fabre, O’Brien y compañía con Dieulefit (Oasis Dream) y Dream Of Words (Dream Ahead). «Será una carrera difícil, pero tampoco esperábamos subir a un Listed y encontrar rivales de hándicap. Las yeguas están muy bien, pararlas ahora sería una tontería. Es una aventura complicada, pero la afrontamos con ilusión», reconoce el portugués.

Golden Rajsa (Rajsaman) y Preening (Dutch Art) con 45.5 y 45, respectivamente, son las que mayor valor presentan, por los 39 y 33.5 de las representantes de Ondarreta y Zul. La ganadora del Baldoria viene de ser quinta en el Blasco y es la que, a priori, más opciones tiene de figurar. «Después de parar en verano le costó un poquito ponerse en marcha, luego, en el Blasco, corrió francamente bien, no estuvo más adelante por el terreno. Bertrax, su jockey en aquella ocasión, dijo que a mitad de recta llegó a verse ganador, pero que no le gustó el blando, por eso le buscamos una carrera en la fibra. El año pasado, si no me equivoco, batió el récord sobre esta superficie en la Zarzuela sobre 1.900m. La fibra le va muy bien, si la carrera fuera en el verde no la subiría».

«Dream Of Words es el valor más bajo de la carrera, pero creo que ha subido bastante desde su última actuación y puede estar rondando el 40. Llegó a tener un 89 de valor en Irlanda, donde ganó una Classe 2. Está muy poco corrida este año, de hecho solo disputó una carrera en Irlanda. En su debut en España, en el que fue tercera, me causó muy buenas sensaciones».

Aunque reconoce que se conformaría con acabar entre los cinco primeros, Cerqueira deja claro que no renuncia a nada y que viaja para ganar. «Creo que tiene valor para ello, todavía no ha llegado a su techo», dice de la primera.