Christian Delcher: «No estoy acostumbrado a ver preparatorias corridas como si nos fuera en ello la vida»

Christian Delcher celebrando el triunfo de Zascandil en el GP. de Madrid de 2018. Foto: Óscar Blázquez

Uno de los grandes atractivos del Premio Rheffíssimo era volver a ver en acción a Zascandil (Motivator), apartado de la competición desde que el 1 de julio de 2018 ganara el Gran Premio de Madrid (Cat. A). El de la cuadra Bloke ponía en juego en esta preparatoria su defensa del título y la prueba no pudo tener un resultado más satisfactorio, pese a que el triunfo fue para Putumayo (Myboycharlie), tal y como nos explicó su preparador Christian Delcher.

BT.- ¿Se siente de algún modo vencedor moral de la preparatoria por todo lo que supone después de casi un año sin correr y el hecho de ceder 3 kilos al ganador?

ChD.- Vencedor es Putumayo, pero estamos encantados porque vemos que hemos recuperado a Zascandil, que es aún mejor que el año pasado, ya que como he dicho muchas veces, si esta lesión está superada, qué parece que sí, fue un mal por un bien porque se ha cuajado. Es un excelente caballo, pero teníamos todas las dudas del mundo

BT.- ¿Le preocupa la tan temida carrera posterior a una reaparición?

ChD.- ¿Sabes qué pasa? que todas esas cosas que se dicen muchas veces huelen a excusa. El año pasado reapareció después de 7 meses en el Corpa haciendo un carrerón y ganó el Gran Premio de Madrid después. Bién es verdad que entre ambas carreras hubo 6 semanas y ahora tengo solo 3, que es muy justo. Pero vamos, en un principio, va a estar en la partida del Gran Premio de Madrid, pero no es nada seguro todavía. Si veo que no ha recuperado como tiene que recuperar y que no llega en las condiciones que debe, pues me lo saltaré, correré una preparatoria y la Copa de Oro. No voy a sacar al caballo si no estoy convencido de que está en condiciones de dar el 100%.

BT.- ¿Cómo ha visto la carrera? porque se ha corrido de verdad

ChD.- Si, me ha extrañado porque no estoy acostumbrado a ver preparatorias corridas como si nos fuera en ello la vida. Borja (Fayos) tenía las órdenes de respetar al caballo, de llevarlo detrás tranquilo, de no pegarle en la recta y así lo ha hecho. Si le hubiera dado un palo para corregir cuando el caballo ha titubeado un poco al estar delante hubiera ganado, pero, pese a ganar, me habría enfadado con Borja. Ha estado perfecto.

BT.- ¿Qué fecha límite se marca para decidir si corre el Gran Premio de Madrid?

ChD.- Hasta última hora. Primero va a pasar unas radiografías, evidentemente, de control, se le van a hacer unos análisis mañana por la mañana, le haremos otros 5 días después, se le va a pesar, veremos la alegría que tiene, como come… En 10-12 días sabremos si todo está bien y podemos atacar el Gran Premio de Madrid.