Mauri Delcher: “Que se corra en línea recta no nos favorece”

Este martes, se hizo público el listado de yeguas que ha superado el primer forfait de la Poule d’Essai des Pouliches (G1) y, tal y como estaba previsto, Marieta (Siyouni) se mantiene entre las 16 aspirantes a la victoria en la primera cita clásica del calendario francés. La representante de la cuadra Mediterráneo presenta, además, el segundo valor más alto del lote (49.5), solo superada por la favorita, Tropbeau (Showcasing) (50.5). 

“Puede haber algún descarte, pero yo creo que las que están ahí, después de tanto tiempo que no hayan dado forfait, no creo que luego se vayan a echar para atrás. La cantidad de caballos, en esta ocasión, es menos importante puesto que corremos en línea recta. En cuanto a la calidad de la carrera, hay buenas yeguas, pero la ausencia de las inglesas e irlandesas hace que sea un poquito más asequible el lote», nos dice Mauri consciente de los pros y contras que conlleva el cambio de escenario, de ParisLongchamp a Deauville. «Por desgracia, para aquellos que estamos un poquito justos de distancia, esto no nos favorece. La línea recta siempre exige un poquito más de fondo que las carreras con curva que te permiten respirar y coger oxígeno»

De las 16 yeguas matriculadas solo Secret Time (Camacho) y Marieta se presentan sin haber corrido en lo que va de año, algo que no parece inquietar al preparador español. «Marieta llega bien. Hemos tenido tiempo de prepararla. No ha corrido por una decisión personal que asumo totalmente. Su carrera preparatoria lógica era el Prix Imprudence (G3), pero la quitaron. La otra opción era correr el Prix de la Grotte (G3), sobre 1.600 metros, que me parecía una exageración. Además, al cambiar de hipódromo (de ParisLongchamp a Deauville) y no ser con curva, me quedé muy satisfecho de no haberlo hecho».

Respecto a la favorita, Delcher no cree que sea una quimera batir a la de Fabre. «Tropbeau me causó una muy buena impresión en la preparatoria, son todas yeguas difíciles, está claro que las que están ahí se lo han ganado por derecho propio o porque sus responsables consideran que merecen estar. Tienen todo mi respeto y mi precaución, ahora, también es cierto que hasta ahora no hemos visto un crack que sea imbatible”.