Olave: «Riocorvo gana por calidad»

Riocorvo reapareció con victoria, 9 meses después.

El debut de Riocorvo (Pastorius) en el Premio Torr – Día Internacional de la Mujer (10 de marzo), fue uno de los highlights de la temporada de primavera en el Hipódromo de la Zarzuela. Tal fue su exhibición que pasó a encabezar el antepost del Derby, cita a la que faltó por culpa de una lesión que le ha mantenido 9 meses alejado de la competición. Afortunadamente, este jueves, en su vuelta a las pistas se impuso con autoridad en una Classe 3, sobre 2.000 metros, en el hipódromo de Toulouse. «No era la más sencilla para reaparecer, pero queríamos darle una segunda carrera porque, al final, encarar el año que viene con tan solo un debut en el mes de marzo era demasiado», nos explica Patrik Olave, que no oculta que hubiese preferido haberse ahorrado el viaje, «pero el caballo se ha puesto cuando se ha puesto».

Pese a lo reducido del lote (solo siete partans) al de la cuadra Bering le esperaban What Do You Say (Sri Putra) y Fan Zone (Zizany), caballos que este año llegaron a ostentar un valor de 40,5 y 41, respectivamente. Buena piedra de toque. «Todo era un poco incógnita, desde el estado de la pista, el viaje (era su primera vez), y luego el hecho de enfrentarte a rivales con oficio. En el mes de marzo se midió a otros potros que también debutaban o tenían una o dos carreras en el cuerpo. Son muchas desventajas, pero era una carrera para sembrar para el futuro, ese era el objetivo. Se ha llevado una buena lección y la impresión, después de la carrera, es que se encontraba bien».

Pese al estado de la pista, impracticable, Riocorvo aventajó en 1/4 cuerpo a What Do You Say y en 6 3/4 a Fan Zone. De haberse encontrado un terreno en mejores condiciones el margen habría sido mayor. «Riocorvo gana por calidad y no por puesta a punto porque, sinceramente, lo trabajamos en la cuadra, pero no lo habíamos apurado al 100%, ni mucho menos, para ganar necesariamente en una reaparición. Lo ha hecho porque hay calidad», advierte.

Respecto a su futuro, Olave no niega que es un caballo que invita a soñar. «Es muy esperanzador. Cuando tienes un potro que corre dos veces y gana en ambas ocasiones, tiendes a pensar que puedes hacer cosas bonitas con él. Tenemos que ser cautos, ya que el año que viene correremos contra los viejos, que no es fácil, pero el caballo tiene calidad. Siempre lo hemos estimado en el patio, ha gustado a los mozos… y hoy lo ha demostrado. A día de hoy, saber cual es su techo es una incógnita».

Doblete con Noli Me Tangere

El triunfo de Riocorvo puso el broche a una jornada con marcado acento español en la que Poporo (Camelot) y Noli Me Tangere (Anodin) pasaron previamente por el recinto de ganadores. Con este último, Patrik Olave y Clement Cadel firmaron su particular doblete. «No todos los viajes a Francia van a ser así», admite el preparador, que afrontaba esta otra Classe 3 con más confianza si cabe. «Íbamos más a tiro hecho. No tuvo suerte en sus dos recorridos de otoño en Madrid. Sabemos que Toulouse favorece a los punteros, que encima con la pista blanda es difícil rematar, y para un caballo como él, que sale bien de cajones y viaja delante con mucha facilidad se ponía todo de cara. Obviamente, vas a Francia y el nivel puede ser mayor, pero ha corrido muy bien y Clement (Cadel) le ha dado una monta al dedillo con un recorrido perfecto. Ha intentado ir por las zonas de la pista que estaban mejor y al final se ha notado».