Yuya Yasuda: «Kitty Marion resultó mucho más barata de lo que esperábamos»

Actualidad Cría Crónicas España Japón

La venta de Kitty Marion (Iffraaj) en la subasta de Tattersalls, a principios de diciembre, supuso un hito para el turf español. La cuadra Factor Sorpresa la adquirió en julio de 2020 por escasas 3.000 guineas (3.800 euros) y en poco más de dos años defendiendo su chaquetilla rojigualda logró cinco victorias, incluido un Grupo 3 en Baden-Baden (Alemania), a las que añadió un segundo de Listed en San Siro (Italia) para llegar a los 90.000 euros en premios. Éxitos que llamaron la atención de Oiwake farm, yeguada y centro de entrenamiento del grupo Shadai Stallion ubicada en la isla de Hokkaido, en Japón, que desembolsó por ella 140.000 guineas (177.000 euros). Lo que ni sus hasta entonces propietarios imaginan es que los japoneses habrían pagado mucho más. «Teníamos un tope marcado. No pensábamos que fuera a ser muy cara, pero creíamos que podía llegar a 200.000 guineas (252.000 euros). Estábamos dispuestos a pujar por ella hasta ese precio por lo que resultó mucho más barata de lo que esperábamos», nos confiesa Yuya Yasuda, representante de Oiwake farm.

Su condición de ‘flyer’ y su aparente dureza fueron determinantes. «Buscábamos una yegua que tuviera velocidad porque algunas de las madres europeas que tenemos carecen de ella. Por eso la elegimos», explica Yasuda. «Cuando la vimos por primera vez en la subasta pensamos que era una yegua muy fuerte, de tamaño medio, pero dura. Creemos que será una gran madre», añade.

Kitty Marion ya forma parte del elenco de 150 yeguas madres de Oiwake farm, aunque no viajará hasta otoño del año que viene al país del sol naciente donde está previsto que nazca su primer foal. ¿El motivo? El semental escogido para la ganadora del Rubán presta servicios en el Reino Unido y no es otro que el mejor caballo del mundo sobre el verde en 2022. «Creemos que Baaeed (Sea The Stars) es el semental perfecto para ella».

Nada queda al azar en lo que a su futuro respecta y una vez instalada en Japón podría visitar al ganador de la Triple Corona de 2020, Contrail (Deep Impact), uno de los sementales más prometedores, con un claro objetivo. «No hemos ganado aún el Derby, es nuestro gran reto», advierte Yasuda. En Oiwake farm están convencidos de que Kitty Marion puede ser esa yegua ganadora, consistente y veloz que forme una ‘pareja de baile’ perfecta con el semental estrella de Shadai Stallion Station.