Sousa: «Estoy feliz por haber clasificado al meeting de la Saudi Cup al propietario que confió en mí»

Crónicas

Apenas 48 horas después de lograr su primer ‘hat-trick’ en Arabia Saudita, Ricardo Sousa selló su pasaje al meeting de la Saudi Cup y lo hizo por partida triple, al ganar 3 de las 4 clasificatorias que se celebraron este sábado. «No era ni siquiera un objetivo», afirma Sousa, que destaca por encima de todo el hecho de que una de esas tres victorias la lograra para Yousef Mohammed A. Alturaif. «Estoy feliz por haber ganado para el propietario que me trajo y confió en mi. Me hace especial ilusión llevarle a la Saudi Cup, donde todos quieren estar».

El campeón de la estadística española de 2018 y 2021 se codeó en estas seis citas clasificatorias con algunos de los mejores jockeys del mundo como Ryan Moore y Silvestre de Sousa logrando el billete para el 1351 Turf Sprint, la Neom Turf Cup y el Riyadh Dirt Sprint, todos ellas pruebas de Grupo 3 y en las que espera poner el broche de oro a una aventura que se empezó a gestar hace un año a través de las redes sociales. «Yousef me escribió en febrero del año pasado por twitter, así surgió todo. A finales de agosto volvió a insistir y fue en ese momento cuando decidí venir».

Sousa abrió el ‘triplete’ en la clasificatoria para el 1351 Turf Sprint (G3) con Cold Front (Lope de Vega) con el que cuenta sus tres carreras por victorias. Sobre el papel era su opción más sólida. «Era el que más me gustaba. Las dos veces que había ganado lo había hecho muy fácil y aunque el lote al que se enfrentó esta vez era de más valor lo volvió a hacer muy bien».

Su segundo triunfo lo logró con Flying Visit (Pride Of Dubai) en la prueba que entregaba un billete para la Neom Turf Cup. «Venía con muy buen valor de Inglaterra. En su estreno en Arabia Saudita fue segundo, pero el ganador estableció aquel día el récord de la pista. Ahora, con esa carrera en el cuerpo, pudo ofrecer su mejor versión», advierte el jinete luso.

La victoria con la que completó su segundo ‘hat-trick’ en El King Abdulaziz fue la más emotiva, por aquello de llevar al meeting más esperado del año a la persona que depositó su confianza en él, y la más compleja. «El cajón exterior es un poco complicado y el recorrido no fue el mejor, pero mantuve la calma y no regalé cuerpos siendo consciente de que el caballo tiene unos últimos 400 letales. En la recta el puntero se nos cruza y eso hace que gane por un margen menor del que habría conseguido sin contratiempos», comenta Sousa sobre su último billete para el meeting de la Saudi Cup, el que consiguió con Rock Sound (Lope de Vega) para la Riyadh Dirt Sprint (G3). El portugués será protagonista en uno de los eventos más esperados del año y todavía no ha dicho su última palabra.

Fotografía: The Saudi Jockey Club